La Feria de Julio es única


Termina la Feria de Julio con ese broche de oro que es la Batalla de Flores, una oferta lúdica, atractiva y genial que hace que su cometido se cumpla con creces para muchos ya sean niños, jóvenes, gentes de mediana edad y ancianos.


Un cometido como se detalla en su página oficial “Para animar la capital, evitar la marcha de los valencianos y atraer a los forasteros”. Y bien que se cumple teniendo en cuenta la gran variedad de espectáculos, eventos, actividades, zonas de ocio y cultura que durante este caluroso mes de Julio se da en prácticamente todos los puntos importantes de la ciudad.


En esta ciudad que amamos y que la Feria de Julio nos hace disfrutar no solo con su programación, sino además haciéndolo en las calles, plazas y lugares más emblemáticos y bellos de Valencia.

 

Una oferta diaria en la que destaca la Gran Nit de Juliol que comienza a primera hora del mediodía y que culmina a altas hora de la madrugada del día siguiente. Una noche para disfrutar y difícil de detallar todas sus opciones, charangas, artesanos y mercaderes, el “Gran Fele”, cornetas y tambores, cuartetos de cuerda, ….etc….etc….etc… Como ya digo difícil de detallar por el gran número de opciones programadas.


Como de destacar es también las Preselecciones Falleras llevadas a cabo durante el mes de la Feria y en las que la tradición, la pasión, los sentimientos encontrados y la valencianía nos hacen revivir las Fallas en pleno verano.


Otro tema será la discusión sobre la celebración de las Preselecciones en algunos días que se llegan a dar de forma masiva y que bajo la humilde opinión del que escribe tendría fácil solución con la colaboración de todos. Tiempo habrá si cabe para analizar esta situación.


Vivir la Batalla de Flores es vivir un momento único en todo su esplendor, una batalla de paz, sin armas, de tradición y belleza. Belleza de realización, de sus carrozas, de sus ocupantes y que supone la apoteosis final de la Feria de Julio.


Los artistas ponen toda su sabiduría a la vista de los asistentes en carrozas que en han supuesto un gran esfuerzo de trabajo para todos los componentes del taller que encabeza el artesano y que tiene su culminación la “Nit de la puntxà” hasta altas hora de la madrugada en donde el color es de flores que adornan cada trabajo.


(Foto de archivo de www.hablemosdefallas.es)

Una Batalla de Flores del pueblo y que actualmente se ve relegado en su gran mayoría a no disfrutar como debiera de un evento que le pertenece viéndose obligado pernotar a las puertas de los Jardines de Viveros para conseguir ocupar uno de los palcos que dan derecho a estar en primera línea de batalla.


Triste es que en una Ciudad en la que durante todo el año se dan diferentes manifestaciones tradicionales y festeras a las que tienen acceso todos los habitantes de la misma (cabalgatas, desfiles y demás…) muchos se tengan que contemplar este gran batalla desde la retaguardia.

###BLANK###

Autor entrada: hablemosdefallas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *