Micaela sigue rompiendo muros

Tras conocer la suspensión de las Fallas de 2020, los falleros y falleras de la comisión de Falla Santa Maria Micaela-Martí l’Humà decidieron, una vez más, mostrar parte de su ADN300, colaborando con la ruptura del muro de necesidades básicas de nuestros vecinos.

En la mañana del lunes pasado, se realizó una donación solidaria de los 362 bocadillos encargados para la semana fallera, mantenidos debidamente congelados y con un consumo preferente de hasta cinco meses, a la Congregación de Madres Desamparados y San José de la Montaña.

Dadas las circunstancias actuales, la recepción de este donativo ha tenido una excepcional acogida.

De nuevo, los micaelos muestran su lado más solidario, dando así, el pistoletazo de salida hacia las Fallas de 2021.

Autor entrada: hablemosdefallas