Emociones en la Ofrenda.

 

En el segundo día de Ofrenda y al igual que el primero, las emociones estaban a flor de piel. La comisiones desfilaban con toda normalidad y a buen paso mientras nuestros amigos de Junta, las voces de la Ofrenda, se esforzaban en transmitir y retransmitir esas emociones para todos los presentes en la Plaza de la Virgen.

Las miradas, nada más entrar en la Plaza tenían un único destino dirigidas hacia el rostro de la Virgen que ya prácticamente se encontraba vestida con su manto. Aún así los vestidores se esforzaban en engalanar todavía más con los ramos que continuamente se les entregaban por parte de las Falleras tanto mayores como infantiles.

Sentir escuchar tu nombre, palabras de halago, encontrarte con la Virgen y entregar tu ofrenda, para cualquier Fallera Mayor es un recuerdo inolvidable que jamas se borrará de la mente. Como muestra aquí quedan las fotos.

(Pincha en la imagen para ver el album completo)

Autor entrada: hablemosdefallas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *