El fin de la pandemia fallera lo decide la asamblea de presidentes y presidentas.

Desde prácticamente la suspensión de las Fallas que se dio aquel amargo día de marzo de 2020 se ha especulado con la posibilidad de celebrarlas en muy distintas fechas. Posiblemente el tema más “manoseado” por aquellos y aquellas empeñados en hacer labores de adivinadores cuando la decisión estaba en manos, única y exclusivamente, de la Conselleria de Sanidad. Tiempo perdido vanamente que lo único que provocaba era una ansiedad que acompañaba a la de la grave situación pandémica.

Desde el “Juntos los conseguiremos” hasta el “Tornarem” muchos días han pasado, sobre todo de desesperación en aquellos sectores vinculados a la fiesta y en el que las empresas que los componen y sus propietarios han luchado hasta la extenuación para evitar un cierre que en algunos casos ha sido inevitable.

En esta guerra contra el virus y la recuperación de nuestras más arraigadas tradiciones nos encontramos con héroes que como arma tan solo han utilizado su voz y empeño en las batallas acaecidas reunión tras reunión que se han llevado a cabo a lo largo de todo este proceso que nos llevará a celebrar las Fallas en septiembre de 2021.
Héroes con nombre y apellidos sentados alrededor de una “mesa de seguimiento de las Fallas”, en la que Carles Galiana, como presidente de la Junta Central Fallera y concejal de cultura festiva ha sido su aliado.
A todos ellos hay que felicitarles por tan digna labor y que ha servido para mantener un hilo de comunicación permanente con todas las Fallas de Valencia. Componentes de la mesa de seguimiento de las Fallas

De ese hilo nos llegaban entre otras la noticias de la obstinación permanente de la Conselleria de Sanidad en considerar durante meses y meses a los Casales falleros como un posible foco de infección en los por su tajante cierre apenas se han podido llevar a cabo las imprescindibles gestiones necesarias.

Las ilusiones de los máximos representantes de las Comisiones se han visto mermadas por las sombras oscuras de la incertidumbre. Jamás olvidarán las Fallas del 2020, 21 y muy posiblemente para muchos de ellos y ellas las del 2022 tanto para lo positivo como lo negativo.
Principalmente afectadas las Falleras Mayores de Valencia y sus respectivas Cortes de Honor. Si en cada ejercicio pasan a formar parte de la historia de las Fallas siempre serán recordadas por las Fallas de la pandemia o Fallas pandémicas como algunos las han llamado.


En este último caso con un comportamiento ejemplar que las han hecho ser admiradas por todos, especialmente Consuelo Llobell Frasquet y Carla García Pérez.

Un proceso de vacunación muy positivo y unos datos de incidencia en nuestra Comunidad muy por debajo de la media nacional firman la fecha más que posible del mes de septiembre para la celebración de las Fallas. Una decisión, aunque no anunciada hasta el pasado lunes día 10, no exenta de polémica por la filtración de la misma el día anterior en un medio de comunicación y al parecer por la propia Conselleria de Sanidad.
Una vez más se encuentra la discusión y el debate intencionado haciendo de una gran noticia más que esperada una desviación por desgracia al conflicto político innecesario y fuera de lugar provocando comentarios bastante lamentables sobre todo en redes sociales.

La aprobación definitiva de esta fecha sin ninguna duda la tenía que tener la Asamblea de presidentes y presidentas de Fallas: convocada a tal fin por Carlos Galiana esta se celebró esta el pasado miércoles día 12.
Una nueva polémica la precedía en forma de misiva que llegaba a todos los representantes de las comisiones: un documento que bajo una argumentación justificada en algunos párrafos del texto, en otros casi obligaban a quienes tenían que tomar la decisión a que esta fecha fuese la acordada el lunes en la reunión con los representantes de la Conselleria de Sanidad.
Estos segundos párrafos fueron en algunos de los comentarios de quienes tomaron la palabra motivo de gran enfado e incluso indignación por el contenido de los mismos. Un nuevo error del presidente de la Junta Central Fallera que se suma a otros (como el tenderete de ropa en el balcón del Ayuntamiento de Valencia) y que empañan la buena labor que este concejal ha llevado a cabo en esta grave crisis fallera.

Tras escuchar todas las argumentaciones y las respuestas del presidente con justificaciones y disculpas se procedió a la votación cuyo resultado fue rotundo a favor de la celebración de las Fallas del 1 al 5 de septiembre.
Una asamblea que será recordada entre otras cosas por la asistencia a la misma y en la que se trataba única y exclusivamente este punto aunque algún que otro presidente confundía esta extraordinaria asamblea con cualquier otra ordinaria y pedía explicaciones sobre otros temas que no venían al caso ni motivo de la discusión.

Posiblemente una de las Asambleas en la que el tema a tratar y sus consecuencias despertó el interés en los representantes de las Comisiones asistentes, provocando un porcentaje de asistencia muy elevado, circunstancia que no se da habitualmente en otras cuyos temas a tratar tal vez sean algo menos importantes, pero importantes en todo caso y que requerirían una asistencia similar a esta por el bien de nuestra fiesta.

VIDEO COMPLETO DE LA ASAMBLEA (J.C.F)

Autor entrada: hablemosdefallas