Llamamiento del Concejal de Cultura Festiva al mundo fallero

«Ha sido una noche larga, dura, triste, porque los falleros nos movemos por los sentimientos, el sentimiento el que nos hace trabajar durante todo el año para salir a la calle y para sacar lo mejor de nosotros al festival de arte urbano más importante del mundo que son las Fallas. Pero el corazón, a veces, no atiende a razones, y las autoridades sanitarias y los informes sanitarios estaban absolutamente claros, y lo primero es lo primero. Lo que es irrefutable lo es. Somos un colectivo responsable, consciente, y como se ha demostrado hasta ahora, acataremos sin ningún tipo de duda las recomendaciones de las autoridades sanitarias».

Con estas palabras, el concejal de Cultura Festiva y Presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, ha resumido el «pesar» del Ayuntamiento por el aplazamiento de las Fallas, una decisión «responsable con la ciudadanía».

El concejal, que ha comparecido como político y como fallero ha reiterado que, a partir de hoy, «queda mucho trabajo por hacer, muchas heridas que recomponer, mucho por hablar…También queda cuidarnos y cuidar a la gente, sobre todo a los artistas falleros».

«Creo que hoy, por fin, nos damos cuenta de cuál es la base de nuestra fiesta: las Fallas. No hay otra, no somos una fiesta más, somos las fallas y en la razón de ser de nuestra fiesta están los artistas falleros y las fallas, y hoy más que nunca nos hemos dado cuenta. También hoy redescubrimos al resto de sectores económicos implicados, descubrimos lo que movemos a nivel económico, con todos los sectores: el de los indumentaristas, el de los floristas, los músicos, etc», ha explicado el edil, tras asegurar que «para paliar el daño cuenta con todo el mundo fallero».

«Cuento con todo el mundo fallero para recomponernos y hacer lo que hacemos las fallas: quemar y renacer», ha resaltado Galiana que hoy ha hablado con los presidentes de la fallas de especial, con la interagrupación, con los delegados del sector, con la fallera mayor de València, «para transmitirles todas las noticias y agradecer su respuesta comprensiva ante una situación que no podemos ir a ningún libro para ver qué se hizo en otra ocasión, que no podemos preguntar a anteriores gobiernos, que no se puede mirar qué se hizo, porque esto hace 90 años o 100 años que no pasaba una cosa de estilo».

El concejal ha finalizado su intervención pidiendo disculpas si alguien no ha recibido una llamada, «ese cariño de momento, sobre todo a la fallera mayor infantil de València, porque pensaba que a las 3 de la mañana no eran horas. Renaceremos de las cenizas”.

Ante las preguntas de los periodistas, Carlos Galiana ha explicado que las Fallas se tienen que quemar por su propia idiosincrasia de las Fallas». «Lo hablamos ayer en la Generalitat, no se podían suspender para 2021 porque el oficio del artista fallero consiste en hacer una falla, quemarla y volver a empezar. Dejar las Fallas aparcadas para 2021 suponía un perjuicio económico enorme. Estamos trabajando varias opciones, ver si se aplaza, ver qué fecha puede ser, ver cuánto tiempo tenemos que esperar hasta que nos indiquen las autoridades sanitarias que está controlado el coronavirus, y ver cómo se puede realizar».

«Sobre las ayudas económicas, vamos a hablar con todos los implicados. Creo que esto no es una cuestión única y específica del Ayuntamiento de València, creo que tenemos que implicar tanto a la Generalitat, como a Diputación, como al propio Gobierno del Estado porque es un hecho excepcional y merecemos recibir las ayudas», ha concluido.

Autor entrada: hablemosdefallas