Fallas 2020, una tenue luz al final de un túnel llamado «incertidumbre»

Hasta este día 29 y tras más de cuarenta de confinamiento y del anuncio del aplazamiento de las Fallas 2020 no había luz que despejara la gran incógnita que pesa en cada una de las Comisiones, sectores profesionales afectados:principalmente los artistas falleros y pirotécnicos, hostelería y toda la ciudad en general.

 

 

En el plano sentimental de la fiesta y de los corazones que palpitan al ritmo que marca la misma, también se han visto especialmente afectadas las Falleras Mayores de Valencia y sus respectivas Cortes de Honor así como las Falleras Mayores de cada una de las Comisiones que hasta este momento todavía no han podido finalizar su ejercicio como es debido tras lo sucedido.

La luz se ha encendido tímidamente al final de este túnel llamado “Incertidumbre” y que nos hacia entrever en su larga distancia que existía una gran posibilidad de que las Fallas del 2020 no se pudieran celebrar.

El anuncio por parte del concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana de la conclusión de los trabajos para definir las bases para seleccionar las fallas municipales del 2021, es un indicativo de que todavía es posible que las del 2020 se pudieran plantar y quemar como corresponde.

A todo esto se une el plan de desescalada presentado por el gobierno nacional en el día de ayer y que ha hecho mover ficha al Ayuntamiento de Valencia que en rueda de prensa ha indicado que Carles Galiana iniciara una serie de contactos con los agentes falleros para consensuar y conocer la opinión sobre las distintas opciones que se pudieran producir.

Joan Ribó

El alcalde no descarta la celebración de las Fallas en el mes de Julio como así se acordó al día siguiente del conocimiento del aplazamiento. Tampoco lo confirma fiel a su linea de esperar hasta el 15 de junio para tomar un decisión final al respecto.

Si que es cierto que analizando las fases de esta desescalada y ya encontrándonos en la fase 2 o fase intermedia, leemos el siguiente punto:

Se podrán celebrar espectáculos culturales con menos de 50 personas en lugares cerrados con un tercio del aforo y al aire libre serán posibles cuando congreguen a menos de 400 personas siempre y cuando sea sentado.”

Esto implica bajo un modesto entender de que se pudieran celebrar ciertas actividades de las Comisiones que pueden cumplir esta norma.

Lo que queda claro es que a pesar de que las Fallas 2020 se pudieran celebrar en el mes de Julio estas serían unas Fallas descafeinadas que carecerían de una gran asistencia de público.

Este planteamiento tal vez sería el que más opciones tiene de producirse y si las premisas sanitarias no permiten otra opción así debería de llevarse a cabo.

La solución más factible para todos es la de la celebración en Julio de la Fiesta más importante de la ciudad porque es necesario que las Fallas de 2021 comiencen a resurgir de las cenizas de sus antecesoras y un respiro a nuestros grandes profesionales del arte efímero que necesitan conocer el futuro de su trabajo.

No solamente esto: terminaría el proceso también de renovación, continuación y preselección de Falleras Mayores que ansiosas esperan también para conocer que les deparan en este sentido las Fallas del 2020. Preselecciones que en principio se pretendían celebrar hacia finales de ese mismo mes.

Tras el periodo vacacional lo que corresponde es elegir a las nuevas Cortes de Honor y posteriormente a las Falleras Mayores de Valencia 2021. Esto siempre y cuando no se opten por otras opciones que dadas las especiales circunstancias se pudieran tomar con respecto a este proceso de elección.

Se ha avanzado en el recorrido de este oscuro túnel pero seguro que juntos conseguiremos llegar hasta el final y ver la luz que nos conducirá a celebrar las Fallas de 2020 y pensar ya en las del 2021.

 

Autor entrada: hablemosdefallas